7 peligros y alertas de comer la dieta paleolítica


La dieta paleo, conocida comúnmente como la dieta de los cavernícolas, se remonta a millones de años atrás; a la era de los primeros humanos. Después de una reciente reaparición, se considera tan solo una moda común en la cultura dietética actual

Otro aspecto sumamente importante, es que no eres un cavernícola; no requieres andar corriendo detrás de animales para cazar ni usando lanzas para pescar algunos peces; por lo tanto, esta dienta tiene los riesgos que no puedes imaginas

Premisas falsas de la paleo

7-peligros-de-la-dieta-paleo.

La premisa básica: debemos comer como hemos sido programados biológica y genéticamente. Si nuestros antepasados prosperaron con la comida que cazaban y recolectaban -por ejemplo, alta en grasas, proteínas animales, mariscos y vegetales- nosotros también deberíamos hacerlo.

Y como no estaban sujetos a las opciones más diversas de la actualidad – alimentos procesados, granos, carbohidratos, productos lácteos, sal, aceite vegetal y azúcar refinada (entre otros), entonces también deberíamos evitar esos grupos de alimentos.

Mientras que algunos estudios relacionan la pérdida de peso y las mejoras generales de salud cuando se sigue la Dieta Paleo, muchos permanecen escépticos con respecto a su efectividad general.

Desde un punto de vista nutricional, el cumplimiento de ciertas partes de esta dieta puede tener consecuencias potencialmente perjudiciales. Aquí hay cinco peligros ocultos a considerar:

Te puede interesar:  7 Beneficios y propiedades Impresionantes de la Stevia

Peligros ocultos de la dieta paleo

El primero e insospechado peligro, que mucha gente que lo ignora esta peligrosa dieta hace que tu cuerpo prefiera comer músculos y no grasa; ya que la grasa se debe conservar para la obtención de energía por la falta de otros grupos alimentarios.

La ignorancia hace que mucha gente considere esta dieta y resulta que la misma deja efectos colaterales como lo es la pérdida de masa muscular ¿ya te parecía poco?

Consumo bajo a moderado de carbohidratos.

Peligro oculto: Paleo pide la exclusión de los granos de cereales: trigo, centeno, cebada, avena, maíz y arroz integral, por nombrar algunos.

Estas son grandes fuentes de fibra, vitaminas B, hierro, magnesio y selenio. Los granos ayudan a nuestro cuerpo a controlar el azúcar en la sangre, reducir el colesterol y combatir el riesgo de enfermedades crónicas.

Un consumo bajo y constante de carbohidratos puede llevar a un uso excesivo de grasa para obtener energía, también conocida como cetosis.

La cetosis ocurre cuando los subproductos de la descomposición de la grasa, llamados cetonas, se acumulan en el torrente sanguíneo. Los niveles altos de cetonas pueden llevar a la deshidratación y eventualmente al coma debido a anormalidades metabólicas severas.

Además, seguir una dieta baja a moderada de carbohidratos puede hacer que el ejercicio sea una batalla física para los que siguen la dieta Paleo. Durante el ejercicio aeróbico (ejercicios más largos como correr, andar en bicicleta, nadar y caminar), nuestros cuerpos utilizan los carbohidratos como combustible.

Sin los carbohidratos adecuados en la dieta, nuestro cuerpo recurre tanto a la grasa corporal como a los músculos para obtener energía.

Te puede interesar:  Conoce las 9 enfermedades más extrañas del mundo

Esto resulta en la ruptura de la masa muscular, que se sabe que aumenta nuestro metabolismo y nos ayuda a quemar más calorías por día. Los sentimientos de fatiga física y agotamiento, a lo largo del día y durante el ejercicio, pueden ser signos de ruptura muscular.

Restricción de productos lácteos

Peligro oculto: La restricción lechera puede llevar a deficiencias de calcio y vitamina D, que son críticas para la salud ósea.

Las grasas saturadas se sugieren en cantidades muy generosas

Peligro oculto: Consumir la cantidad recomendada de grasas saturadas de Paleo Diet puede aumentar el riesgo de enfermedades renales y cardíacas, así como ciertos tipos de cáncer.

  Alto consumo de carne roja y carne con alto contenido graso

Peligro oculto: Investigaciones pasadas y actuales sugieren que un nivel elevado de carne con alto contenido de grasa y grasas saturadas puede aumentar el LDL (colesterol malo) y el riesgo de cáncer de intestino, un adulto debe consumir un total de ~13 gramos de grasa saturada al día. En una dieta Paleo, la ingesta de grasas saturadas puede acercarse a más de 50 gramos por día.

 Segmentación de los alimentos “buenos” y “malos

Peligro oculto: Un enfoque de “mejor dieta” de talla única no funciona y puede ser problemático para la mayoría de los individuos, especialmente para aquellos propensos a pensar en blanco y negro o en todo o nada. Clasificar los alimentos en “buenos” y “malos” puede llevar a sentimientos de culpa, vergüenza y baja autoestima cuando se rompen las “reglas” de una dieta.

Al final, comer como nuestros antepasados no es necesario para llevar un estilo de vida saludable; de hecho, podría incluso causar efectos adversos (como se muestra claramente arriba). Mientras que aquellos que vivían hace millones de años pueden haber sobrevivido con esta dieta, la evolución ha alterado nuestra composición genética y la forma en que digerimos los alimentos.

Te puede interesar:  Fabulosa dieta y 11 superalimentos para la limpieza de colon

Si usted está interesado en cambiar sus hábitos alimenticios, lo más importante es asegurarse de que se tengan en cuenta sus antecedentes de salud y sus necesidades nutricionales. Un dietista profesional puede ayudarle a asegurar el plan más apropiado para usted y su estilo de vida único.

¡Comparte en tus redes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *