Efectos nocivos y peligrosos del jarabe de maíz y otros edulcorantes para endulzar

jarabe-de-maiz-1El jarabe de maíz es un edulcorante líquido creado a partir del almidón de maíz. Cualquier fuente de edulcorantes calóricos, cuando se consume en exceso, contribuye a la obesidad y por lo tanto a la diabetes mellitus tipo 2 y a muchas otras enfermedades graves.

Por lo tanto, conviene señalar que el azúcar y el jarabe de maíz normales en el hogar causan el mismo daño a la salud. En su lugar queremos promoverte un producto natural que no causará el mismo daño del jarabe de maíz; pero si te ayudará a endulzar de una forma natural, me refiero a la stevia en hoja natural.

Son igual de malos cuando se consumen por cualquier medio.

¿Qué es el jarabe de maíz?

Es un edulcorante líquido creado a partir del almidón de maíz. Fue descubierto por investigadores japoneses en los años 70. Hoy en día, su consumo se ha extendido por todo el mundo.

Es el mejor sustituto del azúcar para las empresas dedicadas a las bebidas ligeras y a los alimentos.

Diferencias entre el jarabe de maíz y el azúcar

La sacarosa o azúcar es un disacárido formado por la unión de la glucosa y la fructosa. El jarabe de maíz puede tener un contenido de fructosa superior o superior al de la sacarosa, con diferencias en su dulzor.

Todas las fuentes de edulcorantes calóricos en la dieta contienen una mezcla de glucosa y fructosa. Tanto el azúcar de mesa como la miel contienen 50 por ciento de glucosa y 50 por ciento de fructosa. El jarabe de maíz; además es más alto en fructosa, generalmente contiene 45 por ciento de glucosa y 55 por ciento de fructosa.

Te puede interesar:  Bebida de papaya, piña y tamarindo rápida y saludable

Pero el sabor del jarabe de maíz utilizado en las industrias de bebidas es similar al del azúcar de caña de azúcar.

Al final, todos los que se usan en los alimentos son muy parecidos.

Efectos y cualidades del jarabe de maíz

jarabe-de-maiz-2

El jarabe de maíz, un poco más alto en fructosa, no afecta al cuerpo humano de manera diferente que algún otro tipo de azúcar añadida; ni se metaboliza de manera diferente que otros edulcorantes calóricos.

Está presente en muchos alimentos, incluso en cosas impensadas como el pan, las galletas y el yogur.

El cuerpo humano responde de manera muy similar tanto al jarabe de maíz, que es algo más alto en fructosa, como al azúcar. La diferencia de 5 por ciento a favor del jarabe de maíz sobre la fructosa más alta no es suficiente para resultar en una diferencia fisiológica y menos aumento de peso corporal.

Efectos nocivos de jarabe de maíz

Los efectos nocivos de la notable presencia de este edulcorante en el mercado se deben más a la economía que a la biología. Es más barato de producir y usar. Es por eso que las compañías de alimentos pueden usarlo para endulzar sus productos y venderlos a precios más bajos de azúcar.

El jarabe de maíz como edulcorante

No importa qué edulcorante calórico se utilice en los alimentos procesados por la industria o en la cocina casera. Las personas deben limitar o eliminar todos ellos si quieren mantenerse saludables y en forma.

En la vida práctica y real, no es necesario ni prudente utilizar ninguno de estos productos calóricos de sabor dulce; añadidos a la dieta diaria, para lograr una dieta saludable.

Te puede interesar:  Avena Trasnochada: un desayuno clásico y energizante

En el siguiente artículo te vamos a indicar que endulzante, el único que no produce efectos dañinos, puedes tener en forma natural, sin gastar mucho dinero

¡Comparte en tus redes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *