• Homepage
  • >
  • Psicología
  • >
  • ¿Conoces el trastorno de la adaptación mixta? asume los conflictos con facilidad

¿Conoces el trastorno de la adaptación mixta? asume los conflictos con facilidad

  • Claudia Ceballos
  • agosto 4, 2018
  • 0
trastornos-de-adaptación-mixta-1

Los trastornos de la adaptación son un grupo de afecciones que pueden ocurrir cuando tienes dificultad para lidiar con un evento estresante de la vida. Estos pueden incluir la muerte de un ser querido, problemas de relación, o ser despedido del trabajo.

Aunque todo el mundo sufre de estrés, algunas personas tienen problemas para manejar ciertos factores estresantes.

La incapacidad para adaptarte al evento estresante puede causar uno o más síntomas psicológicos severos y a veces incluso síntomas físicos. Existen seis tipos de trastornos de la adaptación, cada uno con síntomas y signos distintos.

Los trastornos de la adaptación pueden afectar tanto a adultos como a niños.

Estos trastornos se tratan con terapia, medicamentos o una combinación de ambos. Con ayuda, por lo general puedes recuperarte rápidamente de un trastorno de la adaptación. Generalmente, el trastorno no dura más de seis meses, a menos que el factor estresante persista.

Los síntomas del trastorno de la adaptación mixta

Los síntomas mentales y físicos asociados con el trastorno de la adaptación generalmente ocurren durante o inmediatamente después de que experimentas un evento estresante. Aunque el trastorno no dura más de seis meses, los síntomas pueden continuar si no se elimina el factor estresante. Algunas personas sólo tienen un síntoma. Otros pueden experimentar muchos síntomas.

Los síntomas mentales de los trastornos de la adaptación mixta pueden incluir:

  • Acciones rebeldes o impulsivas
  • Ansiedad
  • Sentimientos de tristeza, desesperanza o de estar atrapado.
  • Llanto
  • Actitud retraída
  • Falta de concentración
  • Pérdida de autoestima
  • Ideas de suicidio
  • Hay un tipo de trastorno de la adaptación que está asociado con síntomas tanto físicos como psicológicos.

Estos síntomas físicos pueden incluir:

  • Insomnio
  • Tics musculares o temblores
  • Fatiga
  • Dolor o molestias en el cuerpo
  • Indigestión
  • Tipos de trastornos de la adaptación

Los 6 tipos de trastornos de la adaptación y sus síntomas:

Trastorno de adaptación con estado de ánimo deprimido

Las personas diagnosticadas con este tipo de trastorno de adaptación tienden a experimentar sentimientos de tristeza y desesperanza. También se asocia con el llanto. También es posible que descubra que ya no disfruta de las actividades que realizaba anteriormente.

Trastorno de adaptación con ansiedad

Los síntomas asociados con el trastorno de adaptación con ansiedad incluyen sentirse abrumado, ansioso y preocupado. Las personas con este trastorno también pueden tener problemas de concentración y memoria.

En el caso de los niños, este diagnóstico generalmente se asocia con ansiedad por separación de los padres y seres queridos.

Trastorno de adaptación con ansiedad mixta y estado de ánimo deprimido

Las personas con este tipo de trastorno de adaptación experimentan tanto depresión como ansiedad.

Trastorno de la adaptación con perturbación de la conducta
Los síntomas de este tipo de trastorno de adaptación se relacionan principalmente con problemas de comportamiento como conducir imprudentemente o iniciar peleas.

Los adolescentes con este trastorno pueden robar o destrozar la propiedad. También podrían empezar a faltar a la escuela.

Trastorno de adaptación con perturbación mixta de las emociones y la conducta

Los síntomas relacionados con este tipo de trastorno de adaptación incluyen depresión, ansiedad y problemas de comportamiento.

Trastorno de adaptación no especificado

Las personas diagnosticadas con trastorno de la adaptación no especificado tienen síntomas que no están asociados con los otros tipos de trastorno de la adaptación. Éstos a menudo incluyen síntomas físicos o problemas con amigos, familia, trabajo o escuela.

¿Qué causa los trastornos de la adaptación?

trastornos-de-adaptación-mixtaUna variedad de eventos estresantes pueden causar un trastorno de adaptación. Algunas causas comunes en los adultos incluyen:

  • Muerte de un familiar o amigo
  • Problemas de pareja o divorcio
  • Grandes cambios en la vida
  • Enfermedad o un problema de salud (en ti o en alguien con quien tiene una relación cercana)
  • Mudarte a una nueva casa o lugar
  • Desastres repentinos
  • Problemas o temores de dinero

Las causas típicas en niños y adolescentes incluyen:

  • Peleas o problemas familiares
  • Problemas en la escuela
  • Ansiedad por la sexualidad.

¿Quién está en riesgo de desarrollar un trastorno de adaptación?

Cualquier persona puede desarrollar un trastorno de adaptación. No hay manera de saber quién de un grupo de personas que experimentan el mismo factor estresante desarrollará uno. Sus habilidades sociales y métodos para lidiar con otros factores estresantes pueden determinar si desarrolla o no un trastorno de adaptación.

¿Cómo se diagnostica el trastorno de adaptación?

Para ser diagnosticada con un trastorno de la adaptación, una persona debe cumplir con los siguientes criterios:

Experimentar síntomas psicológicos o conductuales dentro de los tres meses posteriores a la aparición de uno o más factores estresantes identificables en su vida.
Tener más estrés del que sería normal en respuesta a un factor estresante específico, o estrés que causa problemas con las relaciones, en la escuela o en el trabajo, o que experimenta ambos criterios
la mejoría de los síntomas dentro de los seis meses siguientes a la eliminación del factor o factores estresantes
síntomas que no son el resultado de otro diagnóstico

¿Cómo se trata el trastorno de  adaptación mixta?

Si recibes un diagnóstico de trastorno de la adaptación, probablemente te beneficiaría del tratamiento. Es posible que sólo necesites tratamiento a corto plazo o que necesites ser tratado durante un período de tiempo prolongado. Por lo general, el trastorno de la adaptación se trata con terapia, medicamentos o una combinación de ambos.

Terapias para los trastornos de adaptación mixta

ratornos-de-adaptación-mixta

La terapia es el tratamiento primario para un trastorno de la adaptación. Su médico o profesional de la salud puede recomendarle que consulte a un profesional de la salud mental. También puedes ser referido a un psicólogo o a un consejero de salud mental. Sin embargo, si su médico piensa que su afección requiere medicamentos, puede remitirlo a un psiquiatra o a una enfermera psiquiátrica profesional.

Ir a terapia puede permitirle regresar a un nivel regular de funcionamiento. Los terapeutas le ofrecen su apoyo emocional y pueden ayudarle a entender la causa de su trastorno de adaptación. Esto puede ayudarle a desarrollar habilidades para hacer frente a futuras situaciones estresantes.

Existen varios tipos de terapias que se utilizan para tratar los trastornos de la adaptación. Estas terapias incluyen:

  • Psicoterapia (también llamada consejería o terapia de conversación).
  • Intervención en crisis (atención psicológica de emergencia)
  • Terapias familiares y de grupo
  • Grupos de apoyo específicos para la causa del trastorno de la adaptación
  • Terapia cognitivo-conductual o TCC (que se centra en resolver problemas cambiando el pensamiento y las conductas improductivas).
  • Psicoterapia interpersonal, o IPT (tratamiento psicoterapéutico a corto plazo)
  • Medicamentos

¿Cuál es la perspectiva a largo plazo?

El pronóstico para la recuperación de un trastorno de la adaptación es bueno si se trata rápida y correctamente. Deberías recuperarte rápido. El trastorno no suele durar más de seis meses en la mayoría de las personas.

Cómo prevenir los trastornos de la adaptación

No hay una forma garantizada de prevenir un trastorno de adaptación. Sin embargo, aprender a sobrellevar y ser resistente puede ayudarle a lidiar con los factores estresantes. Ser resistente significa ser capaz de superar los factores estresantes. Puedes aumentar tu resiliencia por medio de:

  • Crea una red de personas que te apoyen
  • Busca  lo positivo o el humor en situaciones difíciles
  • Vivir con salud o estilo de vida sano
  • Establece  una buena autoestima
  • Puede serte útil prepararte para una situación estresante si sabes que tendrás que enfrentarla con anticipación. Pensar positivamente puede ayudarte. También puedes llamar a tu médico o terapeuta para hablar sobre la mejor manera de manejar situaciones especialmente estresantes.
Previous «

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *